Esta semana conversamos con Javier Dominguez y Federico Marrero, vecinos e integrantes de un movimiento ciudadano que sigue creciendo para Salvar el Barranco de la Mina.

“La Heredad de Aguas de Las Palmas, Dragonal, Bucio y Briviesca, de la que es accionista el Cabildo de Gran Canaria, decidió entubar el agua que brota del manantial de la Mina y que discurría por el cauce que va desde Los Molinos de La Cumbre hasta el Puente del Molino”.

Recuerdan que esta acción supone un gran impacto sobre la conservación de los hábitats naturales propios de los cauces de barranco que se alimentaban del agua que corría hasta hace poco tiempo y que hoy, especies vegetales y animales, sufren la sequía en el centro del Paisaje Protegido de las Cumbre de Gran Canaria.

¿El entubamiento de esas aguas es legal? “NO”, afirman. Existe un informe elaborado por Agentes de Medio Ambiente a petición del Cabildo Insular de Gran Canaria que llegó al contencioso administrativo en el Juzgado nº 5 de Las Palmas en la vista celebrada contra la Heredad.

También el Ayuntamiento de San Mateo denunció que el entubamiento del agua ha afectado a la fauna y flora de la zona, que han quedado notablemente diezmadas, según un informe elaborado por la policía local del municipio de medianías. Se presentó una denuncia por un posible delito ecológico, económico y patrimonial ante la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

¿Se resuelve con las últimas lluvias? NO. El barranco no está seco por la sequía sino porque se entubaron las aguas que corrían por el caudal ecológico.

¿Y qué hace el Cabildo para impedir que se entube el agua? “Nada”. Pero según nota de prensa del Gobierno Insular: ‘La concienciación ambiental, la reforestación y el bienestar animal son los ejes del Cabildo para Medio Ambiente en 2018’, insisto.

“Cogen la bandera del ecologismo y no tienen en cuenta lo que han hecho entubando esas aguas, va a provocar que desaparezcan muchas especies protegidas como el sao, el acebuche, la cola de caballo, el escobón, el cernícalo, el mirlo, la alpispa, el canario del monte…”

Dicen sentirse sorprendidos ante la visita del consejero de Medio Ambiente al lugar para comprobar los cortes, desvíos de agua y la gravedad de lo denunciado donde se comprueba que se canaliza el agua hacia depósitos reguladores antes de tiempo y cierra el paso natural al arroyo. “Sólo nos dijo que sería buena idea poner un atrapa nieblas

“Qué raro que cuando quisieron hacer lo mismo en el barranco de Guayadeque en el municipio de Agüimes, Antonio Morales sí pudo pararlo”

Lo afirma la Ley de Aguas de Canarias, el Plan Hidrológico de Canarias, el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural del Nublo (donde nacen las aguas del barranco) y que llegan al Paisaje Protegido de Cumbres donde se enmarca el Barranco de La Mina. La Ley de Espacios Naturales de Canarias también redunda en la necesidad de mantener los caudales ecológicos, manteniendo las condiciones naturales de los cauces y sus habitat, impidiendo su canalización y entubamiento.

“Pocos son los cauces continuos de agua que todavía circulan por los barrancos de la isla, con abundancia del sauce canario, entre otras especies, y este debe seguir siendo uno de ellos”, afirma Honorio Galindo, quien nos acompañó en la entrevista a través del whatsapp 679 669 535 y nos recordó que todos los expedientes de este caso están a libre disposición en Turcón.org

Historia

El barranco de La Mina dispone de un pequeño caudal de agua gracias al trasvase que desde hace siglos se realiza de la cuenca de Tejeda a la del Guiniguada a través de una galería que atraviesa la montaña y que desde el primer momento, en tiempos de la Conquista, se le llamó La Mina. El Cabildo pide a los Reyes Católicos que les sean concedidas las aguas de la Sierra de Texeda, acuerdo que protocoliza al año siguiente por la Concesión de la Real Orden de 26 de julio de 1501, mediante el que los Reyes Católicos conceden el agua de la Mina de Tejeda al Cabildo de la isla como Bienes de Propios.

“Concienciación ambiental, reforestación y bienestar animal son los ejes del Cabildo para Medio Ambiente en 2018″¿Un nuevo lema o es de verdad? ¿Son conscientes de la falta de respeto hacia los valores, hábitat y ecosistema naturales y etnográfico que, con el cierre del paso de las aguas por el fondo y cauce del barranco de La Mina, están amenazados?

Aquí puedes escuchar la charla completa (a partir del minuto 4) donde, reconozco, tomé parte muy activa.

1 COMENTARIO

  1. Es incuestionable que el Cabildo de Gran Canaria se ha convertido en una empresa. El agua en Gran Canaria es ‘oro líquido’. Lo que pasa con el agua del Barranco de la Mina es un ejemplo y otros muchos. Sólo cabe una reforma del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria pero todo partido que llega al Cabildo se rinde al negocio epistemológico del los filólogos del agua. Cosas extraordinarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here