Los representantes sindicales de los 60.000 empleados de la Comunidad Autónoma de Canarias han anunciado un 2018 “bastante caliente” si el Gobierno de Canarias persiste en su negativa a abrir la negociación colectiva para la recuperación de sus derechos laborales.

De momento, los siete sindicatos que conforman la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos de Canarias han anunciado que llevarán al Gobierno a los tribunales si persiste en negarse a convocar la negociación colectiva, solicitada y denegada en dos ocasiones a pesar que existe una obligación legal de hacerlo.

También denunciarán ante la justicia la existencia en el proyecto de presupuestos autonómicos de un informe favorable por parte de la Comisión de la Función Pública de la Comunidad Autónoma, cuando ese órgano, en el que participan los sindicatos, ni siquiera se ha reunido. “Es imposible que haya ese informe, si alguien está mintiendo lo tendrá que decidir un juez”, denunció en rueda de prensa José Ramón Barroso, de CCOO, en representación de los siete sindicatos.

Además de estas medidas judiciales, los sindicatos van a preparar movilizaciones si el Gobierno de Canarias, y en particular el consejero de Presidencia, José Miguel Barragán, persiste en su negativa a reunirse con ellos y abrir el proceso de negociación colectiva, suspendido desde 2010.

Los siete sindicatos -Intesindical Canaria, Sepca, CCOO, FSES, Cobas, UGT y CSIF- demandan que en la Mesa General se negocien las medidas que no suponen coste económico, como la homogeneización de permisos, licencias y vacaciones, que se utilizan de manera distinta en cada departamento. También exigen que se abra la negociación para otras demandas que, al tener coste económico, pueden aplicarse con carácter plurianual, como la jornada laboral de 35 horas semanales.

Hablamos con Antonio Peña y Macarena García, docentes y delegados del sindicato Co.bas, quienes se centran en los problemas a los que se está enfrentando el profesorado en Canarias.

Ambos se quejan del enorme trabajo burocrático al que se enfrentan los docentes, del alto ratio de alumnos por clase, de la falta de unidad del sector a la hora de defender sus derechos. Muestran una gran preocupación por las agresiones a los docentes en los Centros Educativos. “Hace pocos años era inaceptable, impensable, que un alumno/a agrediera a un docente. El rechazo social hubiera sido unánime y contundente, pero en la actualidad no. Los docentes se sienten desprotegidos”

También nos habla de la inquietud entre el profesorado respecto su futuro y a su estabilidad laboral, de lo lejos que se encuentra Canaria para alcanzar el 100% de la tasa de reposición en Educación y de la necesidad de rebajar la tasa de interinidad en educación, es decir convertir empleos temporales en fijos.

Ambos están de acuerdo en afirmar que Canarias necesita convocar ya oposiciones y poner sobre la mesa una importante oferta pública de empleo para profesorado.

Escucha aquí la entrevista (a partir del minuto 14:00)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here