El Comisionado de Inclusión Social y Lucha contra la Pobreza del Gobierno canario, Santiago Rodríguez, visitó esta semana el Ayuntamiento de Santa Lucía. Fue recibido por la concejala de Acción Social, Juana María Alvarado y la edil de Salud Pública, Pino Sánchez. Esta visita se enmarca dentro de una ronda por los 88 municipios de las islas y los 7 cabildos.

El comisionado quiso reconocer el trabajo en esta área en el municipio. “El Ayuntamiento de Santa Lucía ha sido pionero en la aplicación de políticas sociales y en la lucha para que sus ciudadanos tengan una calidad de vida mejor. Este reconocimiento debo hacerlo porque Santa Lucía ha sido el mejor espejo donde se miraban otros municipios por los buenos resultados obtenidos.” Añadió que Santa Lucía ha sido uno de los primeros ayuntamientos, junto a San Bartolomé de Tirajana, que ha respondido a la demanda de información a los 88 municipios para conocer la situación social y poder hacer un diagnóstico profundo de la situación de Canarias en materia de pobreza y desigualdad.

Informó a las concejalas sobre el estudio general sobre la pobreza y desigualdad en las Islas realizado por las dos universidades canarias y le expuso el plan de trabajo que el organismo regional está manteniendo con las corporaciones locales para el desarrollo consensuado del II Plan de Inclusión Social de Canarias.

El informe fue encargado a las universidades por el Gobierno canario en 2015, cuando era comisionado de la Inclusión Social y Lucha contra la Pobreza Néstor Hernández, del PSOE, y se presentó en el verano de 2016; y ha sido actualizado este año, con Santiago Rodríguez, de Coalición Fortaleza.

La concejala de Acción Social, Juana María Alvarado, agradeció la visita. “Queremos conocer qué medidas y estrategias se quieren poner en marcha desde el Gobierno canario para afrontar los graves problemas de las islas. En los presupuestos de este año hemos destinado 6,5 millones en políticas sociales y mantenemos estas políticas a pesar de no tener competencias y de los recortes que hemos sufrido los últimos años desde las distintas administraciones”.

Juana María recordó que se han mantenido las escuelas infantiles, las políticas contra el absentismo escolar, los programas de orientación y mediación familiar, programa de prevención de la vulnerabilidad infantil, políticas de empleo que tienen en cuenta la situación de personas sin formación y las personas desempleadas de larga duración, además de una política de apoyo a personas mayores en situación de vulnerabilidad. Todas estas políticas son posibles gracias al trabajo del personal de Servicios Sociales y de otras áreas que forman equipos multidisciplinarios y realizan servicios especializados para la población con más necesidades sociales o educativas.

Durante el encuentro el comisionado quiso recordar la necesidad de que salga adelante la Ley de Servicios Sociales que contempla entre otras medidas la elaboración de un mapa autonómico de recursos sociales, la implantación del sistema de información de la historia social única que permitirá en todo momento tener información veraz y sectorizada de las demandas de los ciudadanos y permitirá una mejor planificación de los recursos.

Tanto el comisionado como las concejalas creen que el II Plan Canario de Inclusión Social que pretende atender a los 581.000 residentes canarios que viven bajo el umbral de la pobreza debe ser de toda la sociedad canaria, no solo de las instituciones, también de las organizaciones sociales, sindicatos, empresarios, universidades y todas las personas que quieran contribuir a mejorar las condiciones sociales de la población canaria.

Canarias siempre estará a la cola en pobreza si no suben los salarios

El diagnóstico elaborado por profesores e investigadores de la Universidad de La Laguna (ULL), advierte de que Canarias no abandonará la cola de España en pobreza y exclusión social, así como el riesgo de padecerla, si no corrige factores propios del Archipiélago que ya se daban antes de la crisis económica: bajos salarios, precariedad laboral en general y baja productividad. “El debate sobre la desigualdad distributiva y la incidencia de la pobreza en Canarias carece de sentido si no se enmarca en el ámbito más amplio del modelo económico”.

Según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (AEPN) el 44,6% de los canarios sufre riesgo de pobreza y exclusión social (tasa Arope), lo que supone 16,7 puntos porcentuales más que la media nacional.

La brecha salarial entre Canarias y la media española es llamativa. Es decir, con igual formación, igual puesto, en igual rama de actividad, los canarios ganan menos que en la Península y Baleares. “La alta precariedad laboral constituye un factor explicativo de primer orden de la desigualdad social y la pobreza cronificada en esta región”, asegura el informe de la ULL.

También recuerda la alta proporción de titulados superiores (universitarios y ciclo superior de FP) que trabajan en categorías laborales por debajo de su nivel (subempleados), que en Canarias “supera en más de diez puntos porcentuales a la media nacional”. Tendencia que el informe ve “preocupante”, porque “ha seguido creciendo en los últimos años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here