Multa para Turcón por dar de beber al Barranco de La Mina

Honorio Galindo: "Vamos a recurrir, los compañeros proponen una fiesta para despertar conciencia. El Barranco de la Mina se seca"

0

La Heredad de Aguas de Las Palmas Dragonal, Bucio y Briesca denunció al presidente del colectivo ecologista Turcón, Honorio Galindo, por causar daños a las acequias y arquetas en el cauce del Barranco de La Mina, en San Mateo. La denuncia contra Galindo ha desatado una ola de solidaridad en las redes sociales. Insisten que están desviando las aguas y que el barranco se seca, por lo que está en riesgo el ecosistema de la zona.

Hablamos con Honorio Galindo, quien considera no haber cometido mayor daño, en todo caso, cree que es más el perjuicio producido por “la aptitud inconsciente y falta de respeto hacia los valores, hábitat y ecosistema naturales que, con el cierre del paso de las aguas por el fondo y cauce de su barranco, está amenazado en poco tiempo de convertirse en un erial seco y con perdida de especies botánicas”

Pocos son los cauces continuos de agua que todavía circulan por los barrancos de la isla, con abundancia del sauce canario, entre otras especies, y este es uno, afirma.

Turcón habla de atropello “Nuestros denunciantes, la Heredad pretende sostener una ilegalidad, porque la ilegalidad del entubamiento es patente en el informe elaborado por Agentes de Medio Ambiente a petición de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Gran Canaria que llegó al contencioso administrativo en el Juzgado nº 5 de Las Palmas en la vista celebrada contra la Heredad.”

Honorio nos explica los antecedentes del caso, que se retrotrae años atrás cuando caminantes y senderistas les avisa de la merma de los caudales de agua en el Barranco de la Mina. “También recibimos petición de la directiva de la Asociación de Vecinos Barranco de la Mina, de Las Lagunetas para que denunciáramos los hechos. El Ayuntamiento de San Mateo denuncia de igual manera este asunto en el juzgado y la fiscalía, y la prensa se hace eco. Esto motiva visitas al lugar para comprobar los cortes, desvíos de agua y la gravedad de lo denunciado y se comprueba que se canaliza el agua hacia depósitos reguladores antes de tiempo y cierra el paso natural al arroyo que da vida y frescura a la Mina, contraviniendo las directivas de hábitat europeas.”

En vista de que el Barranco de La Mina se estaba secando, Honorio nos cuenta que “se organizaron y actuaron para restablecer los caudales ecológicos sustraídos o por lo menos que parte del agua siguiera circulando por el cauce del barranco.”

Según los ecologistas, la Ley de Aguas de Canarias, el Plan Hidrológico de Canarias, el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural del Nublo (donde nacen las aguas del barranco) y que llegan al Paisaje Protegido de Cumbres, donde se enmarca el Barranco de La Mina. Igualmente la Ley de Espacios Naturales de Canarias, también redunda en la necesidad de mantener los caudales ecológicos, manteniendo las condiciones naturales de los cauces y sus habitat, impidiendo su canalización y entubamiento.

La multa impuesta en el juicio contra Honorio Galindo

“Como esperaba, la juez no entró a fondo del problema sino aplicó la ley por destrozos en una propiedad y yo expuse que la propiedad no era tal, pues no tenían autorización y el bien jurídico del medio ambiente amparado por el articulo 45 de la Constitución nos motivaba a ello. Expliqué en entiendo la existencia de dos bienes jurídicos, el de la propiedad y el del medio ambiente y habría que ver cuál era el bien jurídico perjudicado realmente. No aceptamos que solo la propiedad estuviera amparada por la ley. Nosotros habíamos cumplido con todos los tramites administrativos y judiciales y por ello nos motivaba a actuar pues el bien jurídico natural se perdía irremediablemente.”

Galindo nos informa que la jueza impuso la multa que pedía la heredad, una sanción de un mes de arresto y 2 euros de multa diaria por un mes. La acusación pidió que fueran 10 y ella lo dejó en ocho. Algunos de los asistentes aseguran que a la jueza se le vio incómoda por imponer una multa por una lucha ecologista.

“Vamos a recurrir, el lunes retiro la sentencia que me dará 5 días para recurrir. La multa es de 1760 euros y los compañeros proponen encuestación y una fiesta para despertar la conciencia. El Barranco de la Mina se seca. ¿Lo vamos a permitir?”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here