Los tribunales de Canarias han decidido archivar por prescripción del delito la causa en la que se denunciaba a tres emisoras de radio de Telde por piratería, denuncia que sirvió para que la Guardia Civil requisara aparatos fundamentales para la emisión, llevando al precinto de la emisora municipal Canal Telde, Radio Cibelio y PCL Radio. Hechos ocurridos en 2010 que conmocionó a la opinión pública. Muchos aseguraban que “solo se pretendía silenciar a las emisoras que criticaban al partido liderado por Guillermo Reyes en Telde, Ciuca”.

Hablamos con uno de los afectados, el que fuera propietario y director de Radio Cibelio, Eduardo Luis Garoz, quien nos relata cómo sucedieron los acontecimientos. “Todo ocurrió en pleno año preelectoral y con el concurso de radios del Gobierno de Canarias en marcha. Esta denuncia nos impidió poder presentarnos al concurso. El daño fue doble”

Nos cuenta que el precinto de las tres emisoras le costó un tirón de orejas del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) a la jueza Ángeles Zabala tras la querella por prevaricación que le interpuso el gobierno municipal de Nueva Canarias.

“Aquello fue desproporcionado, sin investigar, sin pedir pruebas, solo le dieron credibilidad a la denuncia y detuvieron trabajadores y propietarios de radios sin indicios claros”.

La jueza negó la orden de cierre de las tres emisoras, solo la investigación de un delito contra la propiedad intelectual, pero lo cierto es que Guardia Civil requisó ordenadores, aparatos, discos duros con programas básicos de la radio. “Se llevaron todo, hasta la facturación de empresa”. Esto le llevó a cerrar definitivamente la emisora después de 23 años en la radio, como ocurrió con Canal Telde. La Guardia Civil nunca probó que el material requisado sirviera para acusarlos de delitos contra la propiedad intelectual.

Eduardo nos comenta que siete años después nadie sabe dónde está todo el material requisado. Se cree que debe estar inventariado en el almacén judicial, a la espera de que alguien formalice su reclamación. Ha iniciado los trámites para reclamar sus pertenencias al juzgado y cree que el Ayuntamiento de Telde debe hacer lo propio para recuperar también el material de la emisora municipal, patrimonio de todos los ciudadanos del municipio.

Se archiva el caso por prescripción del delito. “Se cierra en falso, afirma Eduardo, deja la duda, esto es surrealista. Han dejado que el caso muriera, en todos estos años ningún otro juez ha querido hacerse cargo”. Preguntado por los rumores de la participación directa de Ciuca, cuenta que el joven que presentó la denuncia contra las emisoras estaba vinculado a esa formación política y que los pasos dados para realizar la denuncia lo pone en evidencia.

Eduardo Luis Garoz afirma que fue un atentado contra la libertad de información. Escucha aquí la entrevista completa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here