En febrero de 2017 nace el Consejo Asesor de Pesca de Canarias con el objetivo de ordenar el sector para sacar rendimiento económico, turístico y social del mar respetando la conservación de los ecosistemas marinos.

El consejo impulsado por el Gobierno de Canarias está integrado por representantes de las federaciones profesionales de pesca, las organizaciones de productores, representantes del subsector de la acuicultura, de la transformación y comercialización, los centros de investigación como las dos universidades canarias y el Instituto Oceanográfico y agentes de la pesca recreativa y buceo.

En la primera reunión del Consejo se planteó la posibilidad de crear comisiones donde se inviten a expertos para que den su opinión en determinadas materias y enriquezcan el documento que puede motivar un cambio en la legislación actual.

Desde el pasado mes de septiembre, las asociaciones de pesca recreativa y submarinismo solicitan una comparecencia ante la Comisión de Pesca del Parlamento de Canarias para presentar sus reivindicaciones, comparecencia que se está retrasando mes a mes a la espera de las conclusiones de un estudio encargado por el Gobierno autonómico a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Hablamos recientemente con el director general de Pesca, Orlando Umpiérrez sobre este asunto.

Hoy abrimos nuestros micrófonos a Orlando Millares miembro de la Asociación Canaria de Empresas Náuticas y Pesca Recreativa (Asenper).

Nos comenta que la intención de Asenper es informar a todos los grupos políticos y a la sociedad en general de la importancia sociocultural y de autoavastecimiento de la pesca recreativa, que además contribuye a diversificar la economía gracias a los empleos que genera y los impuestos que paga.

“Actualmente hay 100.000 licencias recreativas, una parte importante de la sociedad es aficionada a la pesca y genera mucha actividad comercial en las Islas. Además, sólo con las licencias se ingresan casi 700.000 euros a la Consejería de Pesca, cantidad que coincide casualmente con el dinero que se le da a las cofradías de pescadores para mantenimiento”

Orlando asegura que no existe ningún conflicto entre profesionales y recreativos, pero si puntos de discrepancia, aunque se muestra muy crítico con las declaraciones de Fernando Gutiérrez contra los pescadores submarinos y la pesca recreativa. “No se puede privatizar el mar”, le replica.

Nos habla de la preocupación del sector por la actual legislación de recreo en Canarias y de la necesidad de una mayor apuesta por parte de las administraciones en la educación medioambiental entre la ciudadanía y los profesionales.

Aquí tienes la entrevista completa a partir del minuto 89

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here